Definir claramente el objetivo. #ideas2helpu

Definir claramente el objetivo. #ideas2helpu

 En mi último post os avanzaba un decálogo con una serie de ideas para auto-motivarse y de esa manera mejorar la fuerza de voluntad cuando uno decide enfrentarse a un objetivo, a una meta complicada de conseguir. Pues bien he recibido un par de mensajes en ideas2helpu@gmail.com pidiéndome que explique un poco más ese decálogo, así que hoy he decidido comenzar con la primera idea: definir claramente el objetivo, la meta.

maxresdefault

Para definir claramente un objetivo lo primero que tenemos que saber es qué queremos y qué difícil es tener claro lo que queremos, lo que deseamos tener, lo que deseamos ser, es decir nuestra meta.

Puede que en este momento de nuestra vida, todo funcione perfectamente y seamos felices. Mi enhorabuena a todos los que habéis alcanzado ese estado. Yo, en cambio, soy de esas personas que cree en la mejora continua como parte del crecimiento personal y siempre, casi siempre por lo menos, estoy haciendo pequeños cambios en mi vida, que me llevan a proponerme metas, retos. Esto no suele ser lo normal, lo normal es ir cambiando cosas a medida que surjan dificultades o aparezcan nuevas oportunidades en nuestra vida.

meta-cumplida-34099

Por último, hay otro tipo de personas que saben, que tienen claro que algo tienen que cambiar pues no quieren hacer, ser o tener eso que les está perjudicando. Ese algo que les está impidiendo desarrollarse y por tanto interrumpiendo o peor aun impidiendo su felicidad. Pero son de esas personas que viven diciéndose “Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”.

Los seres humanos somos así, a veces nos engañamos, pues da una pereza enorme ponernos en camino y cambiar. Pero engañarnos no sirve de nada, engañarnos solo nos lleva a posponer y posponer solo nos conduce a complicar cada vez más las cosas y a hacernos más daño. Qué tercos solemos ser muchas veces, pues en el fondo tenemos clarísimo qué es lo que tenemos que cambiar para conseguir lo que anhelamos en nuestro corazón y acallar esa ansiedad que sentimos, ni más ni menos porque no estamos actuando como nuestro corazón nos está pidiendo.

objetivo

¿De qué tipo de personas eres tú? te encuentras entre aquellas personas que no quieren cambiar nada, porque creen que no lo necesitan o porque tienen miedo o entre las personas que como yo les gusta buscar nuevas metas que mejoren su vida y que les hagan crecer?.

Si tú eres de esas personas que siente y digo “siente” con toda la intención, pues es así como se descubre, que algo no va bien….repito, si sientes, con tus tripas, que algo no va bien, no retrases más lo inevitable, es decir la búsqueda de su solución. Ponte en camino para encontrarla. No te voy a engañar, no va a ser fácil, pues te va a llevar fuera de tu zona de confort para cambiar lo que haces, y desde ese cambio en lo que haces, cambiar lo que eres y así resolver tu desazón, tu ansiedad.

Por eso, en el fondo es muy fácil saber que tenemos que cambiar, sólo nos hace falta escuchar nuestra voz interior y para ello, dejarla hablar. Permítete un rato de tranquilidad. Busca un espacio sin ruidos, pon una música tranquila y relajada, cuida que tu postura sea cómoda y deja que todo fluya, que tu espíritu se sienta libre . Seguro que en ese momento tuyo, tuyo, sin prisas, sin agobios, descubres qué es lo que está haciéndote daño, impidiendo tu crecimiento personal y por tanto no permitiéndote ser feliz. Tras ese ratito de meditación/reflexión, escribe en un papel tus emociones, lo que has sentido. Hazlo nada más terminar, cuando todavía la paz y la tranquilidad llenan tu espíritu. Escribe todo lo que te pase por la cabeza. aunque creas que no tiene sentido, seguro que se lo acabas encontrando.

descarga-2

Pues bien, al día siguiente o pasados dos días, no mucho más, busca otro ratito tuyo, de paz, de tranquilidad y analiza lo que escribiste, seguro que de una forma u otra, entre todas las ideas reconoces aquello que deseas. No te engañes a ti misma, porque a lo mejor lo ves complicado, no te preocupes, seguro que no es fácil, si fuera fácil ya lo hubieras resuelto, ya se hubiera cumplido, pero se realista. Así que escríbelo de forma sencilla, de manera que lo entiendas perfectamente y se muy concreto, no divagues.

Por ejemplo, puede ser algo tan sencillo como: Me gustaría saber hablar inglés.

Una vez que tengas la clave, el núcleo principal de tu deseo añade donde te va a llevar, qué es lo que vas a conseguir. Es ahí donde radicará el éxito de que lo consigas o no….en mi caso, no es lo mismo querer hablar inglés porque si o porque eso me va a permitir viajar por el mundo (en realidad ese es mi principal deseo).

La descripción también debería incluir algún parámetro que me permita medir la consecución de mi objetivo. Por ejemplo en mi objetivo, no es lo mismo querer hablar un inglés que me permita tener conversaciones sencillas o necesitar hablar inglés para impartir una conferencia. Por tanto añadiría…. con seguridad, con confianza.

alineamiento2-696x451

Escrito el objetivo “Me gustaría saber hablar inglés. con seguridad y con confianza”, deberías analizar las repercusiones que tu deseo va a tener sobre los que te rodean, pues nuestros deseos no deberían afectar negativamente a nadie.

Y por último es importante añadir el tiempo en el que te propones alcanzarla: Te recomiendo que seas realista, analiza tus posibilidades, tus capacidades y propón algo razonable.

en-la-meta

Y a por ello. Comienza el camino. Seguro que como te decía no va a ser fácil, pero te prometo que va a ser muy revelador y que te va a llevar a sentir una paz y un orgullo interior como nunca habrás experimentado.

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies