Fuerza de voluntad y motivación

Fuerza de voluntad y motivación. #ideas2helpu

fuerzaa

Hoy estaba dispuesta a escribir sobre cuáles son los requisitos para empezar el camino y lo que son las “coincidencias de la vida” he recibido un mensaje en ideas2helpu@gmail.com, de una persona que quiere adelgazar y me pide algún consejo para conseguir aumentar su fuerza de voluntad pues el médico le ha dicho, con muy buen criterio, que la mejor dieta es la que se sigue.
Lo primero que quiero es agradecer el correo y decirle que seguro, que en estos días de vuelta de las vacaciones, esa pregunta se la están haciendo muchas personas.
Por tanto mi primer mensaje es “No estás solo/a”. Muchas personas, entre las que me encuentro, de una manera u otra hemos decidido cambiar alguna cosa en nuestra vida, y eso nos va a llevar a hacer acopio de grandes dosis de fuerza de voluntad. En tu caso es querer adelgazar, y como te decía seguro que en otros muchos casos también, pero seguro que otras personas necesitan de voluntad para hacer otras cosas que a ti a lo mejor no te cuestan…o te cuestan menos. De eso es de lo que hablaba en mi último post, todos tenemos cosas en las que trabajar para conseguir ser la mejor versión de nosotros mismos.

Para eso, para hacer cosas a medio o largo plazo necesitamos voluntad, pues serán cosas que exijan un esfuerzo mayor ya que no veremos resultados inmediatos. Segundo mensaje: todos tenemos fuerza de voluntad. Si bien es verdad, ante determinados retos necesitamos más voluntad y….buenas noticias….tercer mensaje: podemos conseguir mejorar nuestra fuerza de voluntad mejorando nuestra motivación ante lo que nos proponemos hacer.

Cuando una persona está motivada, es capaz de comerse el mundo, tiene fuerza de voluntad a raudales. Por eso, para hacer algo lo primero que tenemos es que buscar esa motivación que nos permitirá tener voluntad y por tanto alcanzar nuestro objetivo.

voluntad
Pero de dónde viene esa motivación???? pues nada más y nada menos que de conseguir un estado emocional que juegue a nuestro favor. Ese estado emocional puede conseguirse gracias al entorno en el que vivimos. En el caso del remitente del mensaje, podría ser una motivación externa el conseguir un aspecto más adecuado a los cánones que demanda la sociedad actual. Está claro que en la actualidad las personas delgadas se les consideran más atractivas. Otra motivación externa podría ser querer parecerse a sus amigas o amigos que están más delgados.
Pero la motivación externa no es tan potente como la motivación interna, pues la motivación interna es la que surge de tu interior, de tus entrañas, la desarrollas tú mismo. En el caso de una persona que quiere adelgazar podría ser el evitar una enfermedad o el aumentar su confianza y seguridad.

images
La motivación externa será capaz de influir sobre nuestro estado emocional, pero sólo la motivación interna será la que generará la acción necesaria para movernos.
Me he permitido escribir un decálogo con acciones que te pueden servir para mantener la motivación y conseguir mejorar tu fuerza de voluntad:

1. Definir claramente la meta. Con pelos y señales. Por ejemplo no valdría decir “quiero adelgazar”, si no algo más como “en un mes habré adelgazado tres kilos y bajado una talla de pantalones”. El objetivo debe ser ambicioso, es verdad, pero también alcanzable. Es poco razonable proponerse algo que uno mismo sabe que será imposible de alcanzarlo. No creas que es fácil engañarte. Tampoco te pongas metas perjudiciales para tu salud. Esto es importantísimo. Y otro consejo, intenta incorporar en el objetivo algo atractivo para ti, que te haga feliz y por lo que merezca la pena trabajar….en mi caso he puesto lo de reducir una talla y que me quepan los pantalones, pues se que ese deseo es tan fuerte para mí que se me llevará a actuar.

diana2

2. Plantéate retos de uno en uno. Cuidado, a veces, perdemos de vista nuestras fuerzas, así que mi recomendación es que pongas el foco en un sólo reto y cuando lo hayas conseguido repites el mismo planteamiento con otro.

cancer13-420x267

3. Cuando tengas claro el objetivo ESCRÍBELO y pon ese papel en donde puedas verlo cada día al levantarte. Además, si escribes el objetivo en más sitios que puedas ver a lo largo del día MEJOR.

4. Siéntete responsable de su consecución. Ten claro que la única persona que podrá alcanzar el objetivo eres tú y que nadie más lo puede hacer por ti. Tú eres responsable de los resultados. Nadie más. Comprométete contigo.

 

shutterstock_236493940

5. Déjate apoyar. Lógicamente, te pueden ayudar. Busca cómplices, pues encontrar a esa o esas personas que conocen tus deseos y que te van a apoyar será muy bueno para animarte. Habla con tus amigos, con tu familia y hazles partícipes de tu reto.

6. Trabaja el objetivo de forma diaria, al menos un mes. Lo del mes es el mínimo para generar un hábito diferente al que tenías e intentas eliminar. Ayúdate con listas semanales o diarias. Por ejemplo listas donde puedas ir llevando nota de lo que vas haciendo y de esta manera ir anotando los resultados conseguidos.

7. Se consciente de lo que haces. No te dejes llevar por la corriente. Actúa conscientemente, sabiendo lo que estás haciendo. Enfócate. Y si alguna estrategia no te funciona, busca otra.

images-1

8. Busca ejemplos en tu entorno personal de gente que haya conseguido lo que tú te propones e inspírate por ellas. Si ellas han podido, tú más!!!

9. Cuídate, para cargar tus baterías, come bien, duerme al menos ocho horas y haz algo de meditación.

1225361351mck6kgh

10. Quiérete, date premios cuando consigas algún logro importante, que te haya costado lograr y permítete algún desliz.

Así que ánimo, busca tu motivación y a por ello!!!!!!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies